Daniel

Hola soy Daniel y estos son mis pensamientos.

2 comentarios

2 pensamientos en “Daniel

  1. Hola Pepe, que bien hablas. Gracias por tus ánimos, porque ahora mismo la armonía y lo positivo no abunda, y la “tirada” como tu dices me esta trayendo muchos problemas, quizás mis hijos o los hijos de mis hijos o dentro de 200 años sea normal, y las personas estén preparadas, pero ahora no lo es y la mayoría me critica, mira raro y ridiculiza, así que sufro. Voy a ser normal que se vive mas feliz. Gracias de todas formas.

  2. Hola Daniel, espero que sigáis bien (desde la otra noche). He leído con atención las historias que cuentas, aunque no todo (seguiré en otro momento). Sabes que nos conocemos desde hace años y siempre me has despertado una natural simpatía. También Carlota, Yasmín y Vera, a las que también conozco un poquito. Bien, vuestra historia me despierta simpatía si dejar de reconocer la tremenda dificultad que encierra conciliar tantos intereses diferentes. Tú eres un idealista que piensa que otro modo de vivir es posible, y no digo que no, solo que el que has elegido es mucho más difícil que los convencionales. Es un sueño que siempre has creído que era posible y como los sueños siempre tienen un alto grado de insatisfacción sino se intentan traer a la realidad, tu te has lanzado a hacerlo, y eso merece mucho respeto. Bien, hasta ahí nada que objetar, todo lo contrario, has tenido la osadía de intentarlo con ganas. En ese sentido nadie que no sean las personas involucradas en la aventura puede reprocharte nada. Tampoco juzgarte. Otra cosa sería si la “tirada” está bien calculada y lo digo porque si para cumplir un sueño (estos siempre, en primera instancia, son íntimos y casi intransferibles) son necesarias más personas. Ahí se entra ya en un terreno muy resbaladizo que es conveniente tener muy trabajado. Solo digo eso. No soy nadie para cuestionar la opción existencial y vital de nadie y mucho menos de personas que se atreven a probar lo diferente, por eso os animo a todos vosotros a que sigáis viviendo vuestra realidad del modo más positivo y armonioso posible. Es lo que tenéis: vuestra compañía y vuestros hijos y eso ya no se cambia, sino es a costa de un gran sacrificio. Esperamos que sigamos viéndonos de vez en cuando. Un fuerte abrazo y besos para las chicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *